lunes, 9 de octubre de 2017

¿Tú puedes cambiar a México?


Tú, si tú, tú puedes cambiar a México.

Estos últimos tiempos hemos sido testigos de situaciones especiales y únicas como huracanes, terremotos, pero también de un despertar especial en todos los ciudadanos, hay grandes cambios de percepción y de conciencia. 

Algunas personas dicen que no puede cambiarse nada en el país, pero yo si creo que si puede haber y hay una gran transformación en muchos mexicanos. Lo veo en aquellos que ya no usan el claxon, que ponen direccionales al cambiar de carril o al dar vuelta, de aquellos que de manera honesta devuelven dinero que se encuentran entre los escombros, de los que respetan los altos en los semáforos; lo veo en aquellos que respetan las filas, en los que a diario se trasladan 2 horas para llegar a su trabajo. 

Se preguntarán: ¿Y yo qué puedo hacer para cambiar al país? 

La respuesta es MUCHO. El cambiar la actitud que tenemos, la manera de pensar, evitar el comentario negativo, buscar comentar temas positivos que aporten a las personas que escuchen, actuar con integridad, con honestidad, respetar el medio ambiente, levantar los desechos de los perros y darle un destino correcto. Dividir la basura, sembrar árboles, poner una cubeta en la regadera para evitar desperdiciar esa agua fría en busca de que llegue el agua caliente. 

Con el cambio de actitud podemos analizar realizar compras más inteligentes, llevar una lista al mercado, al tianguis, al supermercado, para comprar sólo lo necesario, cuidar el uso del agua, del gas; evitar el uso del automóvil en lo posible, caminar, hacer ejercicio, apoyar a nuestros hijos para que piensen, para que se pregunten si es verdad lo que les enseñamos o aprenden en la escuela, que aprendan otros idiomas, saber poner límites a nuestros hijos cuando tengan conductas irresponsables. 

También es importante denunciar cuando seamos víctimas de un delito, los delincuentes apuestan al silencio y a la no denuncia para seguir siendo impunes. Ya es hora de ir poniendo un alto a estos delincuentes, no comprar cosas robadas que venden en algunos tianguis donde la gente sabe muy bien que se venden cosas robadas. 

Tenemos que ir acorralando a los delincuentes, tenemos que dar a conocer cualquier acto ilícito, si sabemos de alguien que se dedica a delinquir, realizar las denuncias anónimas ante las procuradurías con el fin de que éstas tengan antecedentes y puedan abrir investigaciones. 

Los ciudadanos tenemos que ser corresponsables de lo que pasa en el gobierno, ya no podemos estar solo criticando a los gobiernos, ahora tenemos que aportar y dar a conocer lo que no funciona en cualquier oficina pública. 

Ahora que vienen candidaturas, tomarnos la molestia de revisar los antecedentes de los candidatos, ya que no es posible que veamos a los mismos corruptos saltar de un cargo público a otro. Si dejamos de votar por ellos los presionaremos a que se pongan a trabajar de a deveras y dejen de ser solo vividores de los cargos públicos. 

Estamos en una etapa donde es más importante el proyecto de un candidato, proyecto que debe estar alineado con sus verdaderas funciones o atribuciones del cargo, es una mentira que un partido diga que va a crear nuevos empleos cuando los que generan empleos son los emprendedores, los empresarios, no el gobierno. Lo que deben generar los que ocupan cargos de elección popular es dar las facilidades para que los que quieran iniciar un negocio puedan hacerlo sin sufrir extorsiones ya sea por funcionarios o por miembros de la delincuencia organizada. 

Como pueden ver, todos podemos hacer mucho para hacer de este México un gran país.   






martes, 20 de septiembre de 2016

APORTAR A MÉXICO

Mucho se ha escrito y se escribe en la actualidad sobre todo lo que nos aqueja, las redes sociales están llenas de inconformidades, pero alguien se ha preguntado: ¿Será verdad que todo esto que se pone en las redes sociales es real? Probablemente haya mucha realidad en lo que se pone, pero también hay otros millones de logros que día a día lo demuestran esos millones de mexicanos.

Pareciera que nadie aprecia que todos los días millones de mexicanos se esfuerzan por ser productivos, por llegar a su trabajo desde lugares muy alejados, vemos a cientos de miles tomando la Línea A del metro, personas que vienen de Ixtapaluca, de Chicoloapan, de Chalco, de lugares con pocas vías de tránsito. Personas que toman la Línea 3 de Indios Verdes, que vienen de Pachuca, de Teotihuacán, de muchos lugares alejados también, esas miles de personas todos los días se levantan a las 4 o 5 de la mañana para poder llegar a sus lugares de trabajo, personas que regresan a sus domicilios después de las 10 u 11 de la noche y así todos los días.

También nos olvidamos que todos los días hay miles de personas que con mucho esfuerzo e ilusión inician negocios en todas las áreas, durante meses y meses lucharán todos los días por mantenerlos, en ocasiones lograrán consolidarse, en otras tal vez no, pero la iniciativa a emprender negocios está.

Todos los días millones de muchachos procuran llegar temprano a clases, prepararse y encontrar oportunidades de trabajo o de negocio en un futuro, muchachos en muchas ocasiones salen de sus casas sin desayunar y tan solo unos pesos para el pasaje porque sus padres no pueden darles más dinero para que coman algo… muchachos que en ocasiones se sienten desconsolados por no tener para comprar un libro o cuaderno, sin embargo, algo dentro de ellos los invita a seguir en el esfuerzo.

Tenemos a miles de policías que procuran hacer bien su trabajo, me dirán que hay mucho policía corrupto, si es cierto, pero hay más policías que arriesgan su vida por servir y por tratar de conseguir un México con menos delincuencia.

Muchos piensan que el gobierno no hace nada o no hace lo suficiente para sacarnos de todos los problemas que tenemos, sin embargo hay algo que no nos hemos preguntado: ¿Qué es lo que hacemos todos los días para aportar por un México próspero? ¿Por qué en vez de criticar e insultar a nuestros gobernantes mejor les proponemos mejores prácticas gubernamentales? ¿Por qué en vez de criticar los días de no circula, procuramos tener nuestros vehículos en óptimas condiciones para evitar contaminar lo menos posible? ¿Por qué en vez de maldecir a los ricos de este país buscamos emprender y tener nuestros propios negocios? ¿Por qué no buscar prepararnos día a día para poder hacer mejor nuestro trabajo o mejorar nuestro negocio?

Es importante que tomemos conciencia de nuestra responsabilidad propia, que busquemos respetar la ley, que busquemos tener integridad como hombres y mujeres con valores de familia, honorabilidad, honestidad y decencia.

Todos tenemos que destacar nuestras mejores virtudes, siendo mejores personas y el actuar de manera honesta permite transformar a México en un lugar mejor para vivir.

Denunciar, actuar, combatir la corrupción en México no es fácil, pero si cada uno aportamos nuestro grano, podremos seguir transformando nuestro País, los primeros pasos ya están dados, la pregunta será: ¿estás dispuesto a continuar esos pasos?.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Combatir la corrupción.

Combatir la corrupción.





La corrupción en México tiene sus orígenes en la conquista de México por los españoles.

Todos conocemos los problemas de corrupción en México.

Ahora necesitamos eliminar este grave problema que tiene al país hundido en la pobreza, por lo que he delineado 12 puntos para eliminar la corrupción en México y estas son:

1.- Ser intolerantes a la corrupción. Rechazar cualquier acto ilícito del que conozca. Evitar "socialmente" reunirse con gente con esta tendencia.

2.- Modificar las leyes para evitar que haya "lagunas legales" o se permita que los corruptos "le den vuelta a la ley".

3.- Desacostumbrarnos a comprar "piratería", (evitar comprarle a los vagoneros del metro, a los vendedores ambulantes que invadan las calles, no comprar artículos robados (autopartes, llantas, aparatos electrónicos, joyería, ropa, etc.).

4.- Reportar ante la autoridad la existencia de negocios negros. (Luego el Ministerio Público aduce que no puede investigar porque no hay denuncia, aunque el antro ilícito esté a la vuelta de la esquina).

5.- Denunciar a los Órganos Internos de Control cualquier anomalía que detectemos en las dependencias de gobierno.

6.- Tener un control preciso de cada uno de los Gobernadores, diputados y senadores sobre sus acciones, actividades, para que cuando ellos quieran reelegirse, ya no volvamos a votar por ellos. 

7.- Votar por nuevos rostros de la política que presenten proyectos y firmen sus compromisos ante notario, con la cláusula penal de que, en caso de incumplirlos, se le pueda sancionar económicamente o políticamente, es decir, que ya no se vuelva a votar a su favor. 

8.- Darle una verdadera dimensión al aspecto educacional, donde se les muestre a los alumnos que el poder ciudadano es muy importante, donde se les enseñe a organizarse y a comunicarse para hacer frente comunes a las demandas ciudadanas. 

9.- Desplazar a los malos políticos, a los malos líderes sindicales, a través de una buena organización e información a las personas para que ellos dejen votar por los de siempre y voten por nuevas opciones que propongan honestidad y transparencia en sus recursos. 

10.- Utilizar las redes sociales para denunciar con fundamentos y no solo por rumores, porque difundir un rumor infundado es una forma de corrupción.  

11.- Realizar investigaciones serias en dependencias donde se cruce la información de los ingresos de un funcionario y sus bienes, para detectar el enriquecimiento ilícito. 

12.- Invitar a los empresarios para que no ofrezcan dinero a funcionarios para que les aprueben obras o inversiones de infraestructura. 

Ahora con el nuevo nombramiento del Secretario de la Función Pública, debe reinventarse un sistema anticorrupción y sobre todo exponer con toda claridad lo que significa un conflicto de interés. 

Claro que se puede combatir la corrupción, claro que podemos evitar esos malos actos de funcionarios y población en general, pero recuerden que no habrá quien reciba sino hay quien ofrezca. 



lunes, 18 de agosto de 2014

HACIA UN NUEVO DESARROLLO

México es un gran país, desde luego que tiene una gran diversidad de razas, credos y formas de pensar.
Si bien todas las formas de opinar son respetables, he visto en redes sociales personas que de manera sistemática y permanente se dedican al ataque, a la descalificación, critican todo lo que provenga del gobierno, aún cuando desconozcan el tema.

Lo mejor del país está en su gente y en su naturaleza, para ello debemos combinar la mejor tecnología para producir, pero siempre en íntimo respeto a la naturaleza.

Se ha concluido el primer gran proceso de reformas que algunos le llamaron estructurales, se inició con la reforma laboral, financiera, en telecomunicaciones, fiscal y culminamos con la considerada la más importánte: la energética.

Ahora se corre prisa para la implementación de las leyes secundarias, todavía quedan varias leyes pendientes de aprobación, de hecho falta una que en lo particular considero fundamental, aquella que genere la Comisión Nacional Anticorrupción.

Debemos reconocer que las reformas tienen una oposición no derivada del conocimiento o impugnación jurídica de ellas, sino de la gran desconfianza en el gobierno, desconfianza genuinamente ganada a pulso por los políticos del pasado y del presente que han podido enriquecerse o desaparecer millones y millones de pesos, y el pueblo ve con gran impotencia, que no solamente no hay castigo a los responsables, sino que tampoco se recupera ese dinero mal habido por malos servidores públicos.

Actualmente, aunque hay un proyecto para la creación de un organismo anticorrupción, parece que la clase política no tiene prisa en conocer de esos temas.
  
Pero contrario a estos temas, tenemos algo que nos hace ser optimistas; Si observamos las calles cada mañana podremos ver los millones de mexicanos que con frenesí se mueven hacia sus trabajos, a sus empresas, escuelas, hospitales, universidades, oficinas, fábricas, etc. Basta con ver el zócalo de la ciudad de México o los pasillos del metro para darnos cuenta que todos y cada uno de esas mexicanas y mexicanos lleva un objetivo en mente: prosperar.

Tenemos la voluntad del cambio, como todo cambio, nacen miedo, pero hemos estado tan estáticos durante tanto tiempo que nos estabamos empezando a acostumbrarnos a hacer nada que mejorara nuestra vida, ahora tenemos nuevamente ese impulso que ha dado este gobierno federal.

Claro que hay muchos pendientes que tenemos comos sociedad, sin embargo, tenemos lo mejor de este país, ese impulso y esa energía que nos dice de manera inconciente que tenemos que movernos para mejorar.

Hoy tenemos la gran oportunidad de tomar las oportunidades que las reformas nos abren, depende de cada uno de nosotros si nos actualizamos o queremos seguir en esta letarga agonía de vivir de lo mismo, es tiempo de despertar, prepararse y buscar nuevas oportunidades para crecer en todos los aspectos de nuestras vidas. Vamos México, que todos podemos subirnos al tren de mover a México.

Cordialmente

Jorge Alberto Amador

@jorgealbertoama 
www.jorgealbertoamador.blogspot.mx.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Reducir la pobreza si es posible


Erradicar definitivamente la pobreza

 Existen muchos programas que ayudan a mitigar la pobreza, pero por razones de intereses comerciales, empresariales, de corrupción o de indolencia, no han querido realizar las acciones necesarias para erradicarla definitivamente.

 Lo importante es conjugar, articular todos los esfuerzos para que el resultado sea integral para la atención de la pobreza y que las personas lleguen a ser autosuficientes; la propuesta es la siguiente:

 1.- Debemos romper dogmas económicos y ser rebeldes a los dictados de las instituciones financieras internacionales que buscan que el Estado no sea quien genera empleos. Dicen que hay que elevar la competitividad (lo cual es positivo), pero denostan a aquel que se atreve a pedir la rectoría del Estado en la economía. Si en más de 25 años no ha funcionado la economía en estos términos, es hora de buscar alternativas que SI han funcionado.

 Es importante recordar que México creció en el famoso periodo del Desarrollo Estabilizador a tasas superiores al 6%, aprovechemos esta buena experiencia y tomemos precaución de no repetir los problemas que causaron llegara el declive.

Hay que articular y coordinar todas las acciones para apoyar al emprendedor, al campesino, al, micro, pequeño y mediano productor o empresario.

 2.- Empezar a brindar cursos sobre el manejo de la economía práctica, doméstica a los niños en las escuelas primaria y secundaria, para que sepan cómo utilizar adecuadamente los recursos.

 3.- Dar pláticas sobre las alternativas económicas y de producción en las comunidades, esto para “abrir mundo e ideas” a las personas, una vez generada la inquietud, capacitarlos sobre el tema, sobre el manejo adecuado del dinero, cómo administrarlo y darle todos los apoyos ÚNICOS necesarios para que desarrolle la inversión en ese negocio o actividad, para que sea autosustentable.

Ese apoyo único sería a pagar a largo plazo y en mensualidades bajas, pero este pago tendría que ser a partir de un año después de iniciado el negocio para permitir que se capitalice y reúna los recursos suficientes para empezar a pagar el apoyo.

La idea principal de este apoyo integral a la persona, es darle un apoyo único, es decir, transformarlo en un ser autosuficiente a fin de que ya no tenga la necesidad de recibir “ayudas asistenciales” del Estado Mexicano. Es una inversión integral que resuelve el problema de manera integral.

En este proceso, tenemos que hacer evaluaciones periódicas de las actividades del negocio para orientar y mejorar cualquier deficiencia que se presentara en la actividad económica de la persona.
4.- Para el caso de las comunidades y el campo donde haya varios campesinos sembrando un mismo producto, y toda vez que el campo se encuentra muy fraccionado, buscar con la capacitación, que haya unidades de producción donde se busque una sistematización y unificación del área productiva, a fin de dotarlos de la tecnología suficiente para que una sola maquinaria sirva para toda la comunidad y de ahí se repartan los costos del mantenimiento y utilización, lo cual les hará menos costoso el contar con los instrumentos necesarios para producir y a la vez, le elevará la producción de manera significativa, ya que hay en la actualidad si se producen 2 toneladas de grano por hectárea, bien podrían producir 10 toneladas por hectárea.

 5.- Para los corredores industriales, es importante, que una vez que han sido detectadas las graves carencias de producción nacional, el Estado mexicano abra empresas en lo que se requiere de manera indispensable en el país. Como ejemplos generales, hay que decir que hace años no se producen pilas, que no hay una producción importante de llantas, que no hay un lugar dónde dar mantenimiento mayor a aviones comerciales, etc.
Entonces, si tenemos claro qué hace falta en este país de servicios o de producir, y que además ayudaría a los empresarios a tener costos más reducidos de producción, pues pongamos las empresas o las actividades en marcha, ocupando a personas desempleadas que tengan un perfil o por lo menos una inquietud por esas actividades a emprender, así, al crear empresas muy necesarias para el país, creamos empleos y combatimos al comercio ambulante y la piratería.

 Para muchos economistas, estas propuestas serán el terror para ellos, pero nos queda claro que hasta ahora, las fórmulas que han desarrollado, no le han permitido al país tener tasas de crecimiento altas y si algo no funciona en este país, es obligación del Estado el cambiar esas políticas económicas para transformar a la Nación.

También es de señalar que con el dinero de rescates bancarios, la fuga de dinero por corrupción, y el generado por los comerciantes ambulantes, nos hemos estancado; en cambio, si se reconduce la economía a actividades que resuelvan el problema de la pobreza, terminaremos con el problema y generaremos un círculo virtuoso de crecimiento verdadero y bienestar para todos.

6.- Si nos dedicáramos a resolver la vida económica de 1 millón de mexicanos en estos 6 años, y considerando que esa cabeza de familia contara con 4 miembros, arreglaríamos hacia el final del sexenio la vida de 4 millones de personas que ya no estarían en la pobreza. Y generaríamos sinergias para disminuir de manera definitiva, en un plazo de 20 años, la pobreza en más de un 50% en nuestro país.

7.- Esta propuesta, es viable porque no crea burocracia, sino que utiliza de manera eficiente la que hay para ayudar a combatir la pobreza y transformando regiones, haremos que México produzca más y crezca a tasas mucho más altas y este país vuelva a ser el “milagro mexicano”.

lunes, 28 de enero de 2013

Carta de Luis Donaldo Colosio Riojas

EL LLANTO DE UN MEXICANO
...
Por LUIS DONALDO COLOSIO RIOJAS


Me preocupa. Me preocupa que veo a un país olvidado por sus líderes, quienes se concentran en sacar adelante sus carreras y a sus partidos antes que a su gente.

Me preocupa ver un abismo de desigualdad y diferencia, permeado todo por la infame indiferencia de quienes tienen la responsabilidad de honrar la confianza de su gente.

Me preocupa ver que en el Congreso imperan el caos y la desunión, que los ‘triunfos’ de mis diputados sean ver quién difama más al otro o quién silencia con más fuerza. Que exista un aura de trabajos inconclusos y que los pocos que se dedican al trabajo son sopesados por quienes se dedican al ultraje. Me preocupa ver más respeto en las tribunas de un clásico de futbol mexicano que en los escaños y curules legislativos. (¿que se puede esperar de la raza?)

Funcionarios públicos ausentes o sumisos (NISI) (Ni trabajan,pero SI cobran) y fuerzas policiales abandonadas o corrompidas es el maltrato que nos dejan nuestros gobernantes. Benditas aspiraciones de nuestros jóvenes con tanta materia prima corroída. No es sorpresa que ‘ni estudien, ni trabajen’ si el sistema educativo es cada vez menos adecuado y continúa decayendo gracias a quienes se supone deberían levantarlo. El empleo y las oportunidades son virtualmente inexistentes y nuestra economía es tratada con la lujuria de unos cuantos.

Me preocupa mi tierra, sangrando a borbollones, con sangre nacional y extranjera, de quienes depositaron su confianza en unos cuantos. Me preocupa que ‘esos cuantos’ tampoco sean eficaces porque ‘algunos muchos’ se empeñan en que fallen con tal de alzarse el cuello y alardear un ‘se los dije’.

La desigualdad de ideas nunca ha sido crimen, pero el callarlas y asesinarlas es nuestro nuevo movimiento nacional.

Miles de millones de pesos, de nuestro dinero, de nuestros impuestos, se reparten a ‘unos cuantos’ para hacer bien ‘muchos nadas’, mientras tanto nuestros niños tienen hambre, tienen sed y tienen miedo. Miedo, no de una inseguridad que crece sin medida, sino de lo que seguramente terminarán siendo: seres olvidados y marginados por su patria y a quienes luego se les reclame de ‘holgazanes’. Se les castigará por ineficientes y por no saber aprovechar las infinitas oportunidades inexistentes que tuvieron. Nuestros niños, ¿pero qué demonios les hicimos?

Me preocupan todos y cada uno de los miembros de mi familia, más de 112 millones de ellos, que miran al futuro sin un rumbo certero, ese rumbo que nuestros predecesores se negaron rotundamente a asegurar y que ahora miran con desconcierto alegando que ‘no es su culpa’. Y la pelea continúa; y las divisiones incrementan; y las diferencias se exaltan; y nuestros niños, mientras tanto, sufren.

¿Pero qué te pasa, México? ¿En qué momento se volvió rutina suicidarte?

Me preocupa mi gente, que prefiere esconderse frente a una pantalla de televisión que detrás de un libro, o mejor aún, de un oficio. Me preocupa que la política de desarrollo colectivo nacional en estos momentos pareciera que se llama 'resignación', pareciera que se llama 'derrota'. (dificil pelear contra las diversas mafias que se apoderan de los puestos publicos para saquear el pais)

Me niego rotunda y enfáticamente a quedarme dormido, a darme por vencido. Así me tachen de por vida de demente o inadaptado. Qué ilusos somos todos al pensar que México necesita héroes, si lo único que le hace falta es la atención de sus ciudadanos, o mejor quizá, unos cuantos más de estos.

Este es el movimiento de la tercera insurrección mexicana, cuyo campo de batalla se libra en nuestros propios corazones, donde las únicas armas que encontremos y utilicemos deberán ser la paz, el trabajo y la Patria: suficientes muertes ha soportado lo sagrado de este suelo, y la tierra que se tiñe de rojo con la sangre de mi sangre es testigo de mi entrega. La batalla se gana en el corazón de nuestra gente, al denunciar nuestras propias faltas al país... y a nuestra estampa.


HIJO DE TIGRE....
El autor es hijo de Luis Donaldo Colosio y Ana Laura Riojas.
Es fundador del despacho Basave, Colosio, Sánchez Abogados y catedrático de la Facultad de Derecho y Criminología de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Mi nota personal: Habemos muchos mexicanos honestos que queremos hacer algo mejor en nuestro país, participemos activamente para desplazar a los malos políticos, ya que ellos NUNCA se van a ir solos, así que no queda otra mas que entrarle con amor y trabajo a nuestro país.

martes, 16 de octubre de 2012

Los retos del próximo sexenio.

Mucho se ha comentado sobre las necesarias reformas estructurales, pero nadie nos ha dicho con exactitud en qué consisten. Se habla de una reforma laboral a la que las organizaciones sindicales se oponen, pero solamente la satanizan, simplemente la rechazan. De una reforma energética para abrir el sector para inversiones privadas y algunos brincan para decir que se entregará el petróleo a manos extranjeras, pero nadie nos dice porque necesariamente tiene que haber inversión extranjera? Tenemos una gran falta de recursos para explorar y explotar nuevos pozos petroleros.

Y así tenemos un mar de dudas respecto a esas famosas "reformas estructurales", lo que si nos queda claro es que a nivel internacional la presión para cambiar alguna parte de la Constitución, Ley Laboral, Ley Fiscal, Ley Penal y otras es una realidad.

Para un servidor, creo que los grandes retos que enfrenta el próximo gobierno federal son: 1.- Legitimarse: no en el sentido de reconocer un fraude que solo en las imaginaciones de los violentos está, hablo de legitimarse en el poder para tener la autoridad para imponer la ley y el control del Estado a quienes han transgredido la Ley, es necesario sancionar a altos funcionarios que están saliendo millonarios a costa del erario.

2.- Mantener la estabilidad financiera: evitar que la economía se desbarranque.

3.- Elevar la calidad de vida: Realizar un gran pacto nacional productivo a fin de que las personas comunes que somos el 99% de la población, podamos tener mayor capacidad de compra con nuestro dinero.

4.- Elevar la seguridad: Este reto es como la misión imposible, hay que encontrarle la cuadratura al círculo, porque no vemos una política eficaz para combatir no solo al crimen organizado, sino también al crimen que nos afecta de manera común, como los robos en los camiones, en los peseros, en las calles... Tengo fe en que se esté diseñando un nuevo modo para enfrentar a toda la delincuencia y con apoyo en la tecnología que se tiene.

5.- Combate a la corrupción y lavado de dinero: Esta claro que en el gobierno de Calderón no hubo un solo resultado positivo, es hora de realmente hacer acciones para combatir este flajelo tan terrible como es la corrupción, que la gente sepa que el ser corrupto le cuesta la cárcel, pero sobre todas las cosas, generar la Ley de Extinción de Dominio y mejorar las herramientas legales para el Lavado de Dinero, ya que los delincuentes no pueden operar si les falta la lana.

6.- Generar empleos: De una u otra manera, hacer que haya más empleos y con la expectativa de tener mejores salarios.

7.- Erradicar la pobreza alimentaria: Creo que una gran alianza con las organizaciones de la sociedad civil puede lograr superar esa condición maldita de vivir con hambre, que no haya nadie en este país que padezca esa hambre que tantos problemas puede llegar a ocasionar.

8.- Dismunuir la pobreza en general: Estoy convencido de que requerimos una capacitación para saber manejar nuestras finanzas y una vez que logremos aplicar ese conocimiento adecuadamente, poder acceder a créditos que nos permitan invertir y sobrevivir con el negocio que iniciemos, pero eso si, ya tendremos muchas herramientas para hacer de ese negocio un negocio sustentable.

9.- Mejorar la educación: Es importante dar un cambio para que las materias como ética, finanzas, derechos humanos, administración, economía, medio ambiente, derecho, sean parte de la educación desde la primaria, para que los niños puedan tener una expectativa mejor para su crecimiento personal.

10.- Hacer producir al campo: Tenemos que lograr la autonomía alimentaria en diversos rubros, ya que si dependemos de otros países para comer, nuestra soberanía alimentaria estará en un gran peligro.

11.- Apoyar a la ciencia y la tecnología: Sin ciencia no hay conciencia, todo a nuestro alrededor es producto de los avances de la ciencia y la tecnología, sino apoyamos los nuevos descubrimientos estaremos dependiendo de las migajas tecnológicas de otros países.

12.- Respeto al Medio Ambiente: El recuperar las selvas, bosques, especies en extinción no puede dejarse aparte, debe ser una política importante para rescatar parte de lo perdido.

13.- Sistema de Salud Eficiente: Ya hemos visto que ninguna institución de salud en la actualidad, cubre las expectativas para lograr una atención médica de calidad, por lo que debe reestructurarse totalmente este sistema e implementar uno nuevo.

14.- Recuperar con acciones la confianza de la ciudadanía.

15.- Que este sociedad en general nos podamos organizar para entrar realmente en no solo hacer demandas sociales, sino también de manera organizada ser parte de la solución.

Existen muchos temas más que quedan pendientes, sin embargo, tengo fe en que podamos entrar en una nueva etapa que nos permita crecer como mexicanos.